Que hay que saber para protegerse de los picotazos de insectos

Llega el verano. Sol, buen tiempo, playa, piscinas…, sin embargo, las vacaciones también traen consigo a invitados no deseados: mosquitos, abejas, avispas y demás insectos que pueden hacer que nuestro descanso sea algo más molesto debido a sus dolorosas e irritantes picaduras. Pero no hay que preocuparse en exceso por los bichos: existen múltiples soluciones para mantenerlos a raya.

foto como evitar picaduras de insectos
como evitar picaduras de insectos

El calor es el refugio ideal para estos insectos. Los mosquitos, sin duda el mayor incordio durante el verano, sólo pueden sobrevivir a altas temperaturas. Las avispas y abejas, a su vez, encuentran en las piscinas un lugar ideal para permanecer: las flores, la vegetación y los charcos son un hábitat perfecto para ellas.

Como atacan los insectos

Sus métodos son bastante conocidos. Los mosquitos aprovechan la noche para atacar a sus víctimas, que solemos ser nosotros, los humanos. En general, su picadura provoca una leve hinchazón en la que se genera un picor no muy intenso, pero sí bastante duradero. Sus efectos se pasan al cabo de unas horas y no es necesario tratamiento con medicamento alguno.

Las abejas y avispas actúan de distinta forma. Las avispas clavan su aguijón y lo dejan dentro de la víctima, tras lo cuál mueren. Sólo suelen atacar si se ven en peligro, pero cuando lo hacen dejan una hinchazón de color rojo marcado, de gran tamaño y bastante dolorosa.

foto como evitar picaduras mosquitos
como evitar picaduras mosquitos

Por su parte, las abejas no mueren tras el picotazo, lo cual no significa que este sea menos molesto. Al picar, liberan sustancias que avisan al resto de la colmena, por lo que hay que tener bastante cuidado. Para tratar este tipo de picaduras, en las que el resultado suele ser una hinchazón bastante grande, lo mejor es actuar con hielo, agua o alguna crema antiinflamatoria creada para tal uso. Además, debemos extraer el aguijón del insecto.

Por desgracia, existen algunas personas a las que avispas y abejas les provocan problemas mucho mas graves. Las personas alérgicas(vea Alergias – síntomas,causas, prevención) a estos insectos, sobre todo los niños, se exponen en verano a mareos, pérdidas de consciencia, vómitos e incluso situaciones que ponen en peligro sus vidas si son víctimas de sus picaduras.

foto picaduras de insectos
picaduras de insectos

Los niños son los más vulnerables ya que, aparte de ser más débiles físicamente, al no tener aún plena consciencia de su problema, juegan con los insectos sin tener idea del peligro que corren. Por ello, la responsabilidad recae sobre los padres.

El tratamiento de estas picaduras requiere de antihistamínicos y corticoides, siempre con receta médica. Su aplicación ha de ser lo más rápida posible para disminuir los efectos del veneno en el cuerpo de la persona que ha sido picada.

Como podemos evitar picaduras de los insectos

Existen múltiples soluciones para prevenir los ataques de los insectos. Al ser las piscinas el lugar donde vamos a pasar la mayor parte del tiempo, conviene caminar por ellas siempre con el calzado adecuado.

Las chanclas se convierten en el aliado ideal no sólo para evitar infecciones parasitarias sino también ataques de insectos. Son muchas las personas que han sufrido los picotazos de avispas al pisarlas accidentalmente, algo que puede evitarse si caminamos con suelas.

Si lo que queremos evitar es que los bichos nos anden rondando, lo primero es evitar llamar su atención. En general, los insectos no son animales agresivos, y sólo atacan a sus víctimas si se sienten en peligro.

Por lo tanto, lo más recomendable para evitar un problema con ellos no generarlo: si vemos una avispa o abeja rondándonos cerca, lo mejor es actuar como si no estuviera allí. Nunca trate de espantarla, ni haga movimientos bruscos o nerviosos. Manténgase en calma y lo más quieto posible hasta que el insecto se marche.

No obstante, hay personas que no pueden evitar este tipo de reacciones al tener a estos bichitos cerca. Para ellos existen repelentes, insecticidas, que pueden ser aplicados directamente sobre el cuerpo y que evitan que las avispas, abejas, etcétera se nos acerquen. Hay que tener cuidado, ya que algunos son tóxicos. Su aplicación ha de ser periódica para mantener a los bichos lejos durante varias horas.

En cuanto a los mosquitos, el principal problema es que no puede evitarse su ataque, ya que este se produce por la noche, al dormir. Por lo tanto, la mejor solución es aplicar un insecticida de acción duradera, que libera una sustancia que mata a los insectos y nos permite despertar sin esas ronchas rojas que pueden llegar a incordiar bastante.

Los montañeros, lejos de librarse de los insectos, los tienen más cerca: el hábitat natural de estos animales es el campo, donde les rodean las flores y pueden extraer su néctar. Por tanto, la solución ideal será combinar varias de las anteriores: rociarse con algún insecticida de manera periódica, llevar calzado apropiado (en este caso, botas, pantalones largos, etcétera) y no intentar espantar a los insectos cuando se acerquen.

Sea cual sea el lugar de destino de nuestras vacaciones, lo mejor es tomar algunas precauciones que eviten las molestias que nos puedan causar los aguijones de este tipo de insectos. Disfrutar del verano sin picotazos es fácil, sólo tiene que tener un poco de previsión.

Ссылка на основную публикацию