¿Qué es la enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE)?

Que segnifica ERGE

Muchos de nosotros tenemos acidez de vez en cuando, en especial después de una comida muy condimentada o con alto contenido de grasas. Pero para uno de cada cinco adultos, la acidez persistente y otros síntomas derivan de una condición crónica más grave denominada enfermedad del reflujo gastroesofágico, o ERGE.

a señor doule bariga por Enfermedad del reflujo gastroesofágico

Durante la digestión normal, la banda circular de músculos ubicada entre el esófago y el estómago se ensancha para permitir que los alimentos entren al estómago y luego se retrae.

Pero cuando este músculo, denominado esfínter esofágico inferior, se debilita o se relaja de forma inadecuada, los jugos digestivos ácidos del estómago pueden fluir hacia atrás, o «refluir» hacia el esófago. A diferencia del estómago, el esófago no tiene ninguna barrera protectora contra el ácido.

Como resultado, el reflujo puede provocar irritación, inflamación y otras lesiones en el esófago, que a menudo se perciben como acidez(vea Evitar la acidez estomacal), una sensación de ardor molesta detrás del esternón.

La acidez ocasional tiende a producirse después de haber comido en exceso, haber comido tarde o al consumir alimentos con alto contenido de grasas o picantes. Por lo general, no hay nada de qué preocuparse. «Todos podemos tener algo de acidez; esto no significa que uno tiene una enfermedad», sostiene el Dr. Joel Richter, presidente del departamento de gastroenterología de la Clínica Cleveland en Ohio. «Uno tiene ERGE si la acidez aparece dos veces o más por semana».

Millones de personas afectadas

Las estadísticas de la incidencia de la acidez y la ERGE varían. Según algunas estimaciones, el 7 por ciento de los estadounidenses tienen acidez diariamente y el 14 por ciento tienen acidez por lo menos una vez por semana. Otras cifras sugieren que la ERGE afecta a alrededor del 20 por ciento de la población adulta de Estados Unidos, en su mayoría personas de 40 años o más. Sin embargo, puede afectar a personas de todas las edades, incluso a los niños.

Enfermedad del reflujo gastroesofágico sintomas y causas
Enfermedad del reflujo gastroesofágico

Además de acidez frecuente y persistente, quienes sufren de ERGE a menudo experimentan regurgitación, en la que el contenido ácido del estómago puede ocasionar un sabor ácido en la boca y puede generar un exceso de saliva.

Dado que la enfermedad tiende a empeorar por la noche, las personas que sufren de ERGE pueden tener un sueño interrumpido y somnolencia diurna. Sin embargo, algunas otras personas que sufren de ERGE no tienen ningún síntoma en absoluto.

Aunque quienes tienen acidez ocasional generalmente pueden automedicarse con alguno de los diversos productos de venta libre, las personas con acidez frecuente y que no obtienen alivio con los productos de venta libre deben consultar al médico, dicen los expertos, en especial si los síntomas persisten durante cuatro semanas o 

Síntomas de «alarma» de la enfermedad del reflujo gastroesofágico

Una consulta inmediata con el médico es absolutamente esencial para los que sufren lo que los médicos denominan síntomas de «alarma». Estos síntomas incluyen:

• Dificultad para tragar o sensación de que la comida se queda atorada en la garganta

• Vomitar o toser con sangre

• Heces con sangre o muy oscuras

• Pérdida de peso sin explicación

• Ronquera

• Dolores en el pecho

Dado que estos pueden ser signos de la existencia de una afección más grave como, por ejemplo, cáncer o enfermedad cardíaca, los médicos deben realizar análisis para identificar la causa subyacente.

«Todos los años atiendo a dos o tres pacientes que piensan que su dolor de pecho está asociado con el reflujo cuando en realidad está causado por una enfermedad cardíaca», explica Richter. «Muchas personas mueren por enfermedades cardíacas no diagnosticadas».

A largo plazo, la ERGE no controlada puede ocasionar complicaciones preocupantes. Una de ellas es la esofagitis, que es la inflamación y erosión del esófago ocasionada por los daños que provoca el ácido estomacal. Otra es la estenosis del esófago, en la que el tejido cicatrizal hace que el esófago se estreche.

En raras ocasiones, una afección denominada esófago de Barrett, caracterizada por cambios en las células del revestimiento del esófago inferior, puede provocar cáncer.

Las estadísticas muestran que los hombres tienen el doble de posibilidades que las mujeres de desarrollar esofagitis y alrededor de 10 veces más posibilidades de desarrollar esófago de Barrett.

Por otro lado, las personas de raza blanca tienen mayor riesgo de desarrollar esófago de Barrett y cáncer del esófago que las personas de otras razas.

Aunque la ERGE se ha vinculado con el asma, la tos y otros síntomas pulmonares, un panel convocado por la Asociación Estadounidense de Gastroenterología concluyó que no hay suficiente evidencia como para determinar si el reflujo ácido realmente puede provocar estas enfermedades.

El diagnóstico correcto

Lo que sí queda claro, dicen los expertos, es que el diagnóstico y el tratamiento adecuado son clave para evitar las complicaciones de la ERGE y permitir que los pacientes vivan sus vidas sin síntomas dolorosos y molestos.

Los médicos de atención primaria por lo general diagnostican la ERGE basándose en el alcance y la duración de los síntomas del paciente y en si esos síntomas se alivian con los medicamentos.

Se aconseja a los pacientes que no sienten alivio incluso si toman los medicamentos recetados más fuertes y a aquellos que experimentan síntomas de alarma que consulten a un especialista denominado gastroenterólogo.

El médico puede realizar estudios, incluyendo una endoscopia, en la que un tubo fino iluminado se introduce por la garganta para examinar el esófago y el estómago. Se puede tomar una muestra de tejido para verificar si sufre de cáncer.

¿Cuáles son las causas del ERGE?

Se desconocen todavía las causas de por qué algunas personas desarrollan la enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE) mientras que otras no lo hacen. Sin embargo, los médicos han identificado ciertos factores que parecen favorecer el desarrollo de la enfermedad, muchos de los cuales tienen que ver con el estilo de vida de los estadounidenses.

«La ERGE, por cierto, parece ser mucho más común en los países occidentales que en el Oriente o en África»,


afirma Dr. Kenneth DeVault, gastroenterólogo y profesor asociado de medicina de Jacksonville, Florida

. «Es un hecho comprobado que nuestra dieta de volúmenes elevados de alimentos con un alto porcentaje de grasas influye considerablemente en esta enfermedad»,

asegura.


La ERGE se produce cuando un músculo denominado esfínter esofágico inferior (EEI), que normalmente permite la entrada de los alimentos en el estómago pero impide que el contenido del estómago retroceda al esófago, no funciona correctamente.

Esto permite que el ácido estomacal vuelva al esófago, causando acidez, inflamación y otros daños en el proceso. Comer en exceso distiende el estómago y debilita el EEI, lo que permite que el ácido entre al esófago. También puede causar la producción de altos niveles de ácido para la digestión, lo que empeora el problema.

Enfermedad del reflujo gastroesofágico – villanos culinarios

Según los expertos, hay ciertos alimentos que pueden agravar la ERGE debilitando el EEI, estimulando la producción de ácido o irritando el revestimiento del esófago. Los alimentos grasosos, la base de la alimentación de muchos estadounidenses, son villanos culinarios comunes, así como también los alimentos picantes, como el chile y las alitas de pollo picantes, y las comidas ácidas, como la salsa de tomate y el jugo de naranja.

tienen que dejar de consumir todos ellos, sino sólo aquellos alimentos que claramente empeoran los síntomas

Otros alimentos y bebidas que favorecen la aparición de la ERGE y la acidez en general son la menta, la hierbabuena, el chocolate, la cebolla, el ajo, el alcohol, el café y las bebidas gaseosas. Sin embargo, no todos estos alimentos afectan a todas las personas del mismo modo, de manera que quienes sufren de acidez no necesariamente tienen que dejar de consumir todos ellos, sino sólo aquellos alimentos que claramente empeoran los síntomas. Mantener un diario que documente los alimentos que se consumen y los síntomas subsecuentes puede ayudar a identificar los alimentos que causan la acidez.

La hora en que se consumen los alimentos también influye en la ERGE. Comer antes de irse a dormir puede causar ataques de acidez durante la noche. Cuando alguien se acuesta con el estómago lleno, es mucho más fácil que el contenido del estómago suba al esófago.

Además, la producción de saliva se reduce durante el sueño y ésta, a su vez, ayuda a neutralizar el ácido. Por lo general, se recomienda a los pacientes que consuman la última comida o refrigerio del día entre dos a tres horas antes de acostarse.

Los habitantes de Estados Unidos y otros países occidentales en general tienen niveles inferiores de una bacteria llamada H. pylori en el estómago, y esto también puede promover la ERGE. La bacteria, que se considera una de las principales causas de la úlcera péptica(vea Síntomas de ulcera en el estomago), reduce la producción de ácido estomacal.

De manera que, si bien una menor cantidad de H. pylori significa que el estómago estará libre de úlceras, también implica más ácido estomacal que puede empeorar la ERGE,


explica el Dr. Joel Richter, presidente del departamento de gastroenterología de la Clinic en Ohio.

Enfermedad del reflujo gastroesofágico – la obesidad como factor

La obesidad, que crece a pasos agigantados en Estados Unidos, es otro factor que puede empeorar la ERGE debido a que el exceso de grasa abdominal presiona el estómago, lo que provoca el mal funcionamiento del EEI. Sin embargo, no todos los obesos desarrollan ERGE y muchas personas delgadas también sufren de esta enfermedad.

La presión abdominal es uno de los motivos por los cuales las mujeres embarazadas sufren acidez con frecuencia. «Entre el 50 y el 80 por ciento de las mujeres en su segundo y tercer trimestre de embarazo desarrollan reflujo», señala Richter, «y esto se debe probablemente a una combinación de hormonas y presión del útero».

Ciertos medicamentos también han sido vinculados a un empeoramiento de los síntomas de la ERGE. Entre ellos se cuentan la aspirina y otros analgésicos, nitratos, bloqueadores del canal de calcio, suplementos de potasio y ciertos antibióticos.

En algunos casos, el problema es simplemente que las pastillas quedan atrapadas en el esófago, lo que causa irritación. Debido a esto, se recomienda a los pacientes que tomen sus medicamentos estando de pie y que los hagan bajar con bastante agua.

Enfermedad del reflujo gastroesofágico – más frecuente con la edad

Dado que muchas personas que necesitan tratamiento para la ERGE están en sus 40 o son mayores, los expertos han concluido que la edad parece desempeñar un papel significativo en la enfermedad.

DeVault afirma que algunas personas pueden desarrollar ERGE porque tienen un EEI debilitado a causa de una hernia hiatal, que se produce cuando parte del estómago sobresale hacia la cavidad torácica. Además, hay cierta evidencia de que los factores genéticos pueden contribuir a la ERGE, al igual que el tabaco y el estrés.

En definitiva y según confirman los expertos, la enfermedad del reflujo gastroesofágico puede ser el resultado de una combinación de factores. «La ERGE probablemente se asocia con la edad y el desgaste natural del cuerpo», indica Dr. J. Patrick Waring, gastroenterólogo y profesor clínico de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad, en Atlanta. «Por otro lado, hay ciertas cosas que hacemos para perpetuarla».

Ссылка на основную публикацию