Diarrea y vómitos en niños y bebes – remedios caseros

A los niños les pueden dar vómitos y diarrea cuando tienen gastroenteritis viral o cuando comen alimentos fuera de lo usual o en cantidades a las que no están acostumbrados.

A veces, el sistema digestivo de un bebé no tolera grandes cantidades de jugo, de fruta o incluso de leche. Los bebés amamantados corren menos peligro de padecer diarrea.

Foto Revision  medica a un bebe
Revision medica a un bebe

Los vómitos muchas veces son el primer síntoma de la gastroenteritis. Con frecuencia, al niño le dará diarrea varias horas después (a veces de 8 a 12 horas después, o más). A veces, el niño tendrá vómitos, pero no diarrea.

Hay que atender con cuidado a los bebés y a los niños pequeños que tienen diarrea o vómitos, puesto que se pueden deshidratar rápidamente. Para evitar problemas, ayuda observar con cuidado cómo se ve el niño y cuánto líquido está tomando.

Información sobre la diarrea en los niños de 12 años o más, podrá ver en articulo sobre Diarrea. Para información sobre los vómitos en los niños de 4 años o más, vea Náuseas y vómitos.

Tratamiento en casa de diarrea y vómitos en niños – remedios caseros

Diarrea en bebés de hasta 1 año de edad:

Foto cambio del pañal a un bebe
Cambio del pañal a un bebe
  • Si amamanta a su bebé, amamántelo con más frecuencia para reponer los líquidos que haya perdido.
  • Si alimenta a su bebé con biberón, dele pequeñas cantidades de la “fórmula” que suele tomar para reponer los líquidos que haya perdido. De le la fórmula con mayor frecuencia que de costumbre.
  • Si su bebé tiene señas de deshidratación (vea Deshidratación), también dele solución electrolítica para niños (como Pedialyte, Ricelyte o una marca de supermercado). La cantidad de solución que su niño necesite dependerá de cuánto pese y de cuán deshidratado esté. Llame a su médico si a su bebé le dan señas de deshidratación.
  • Usted puede darle la solución electrolítica poco a poco con un gotero, una cucharita o un biberón. Si su niño tiene más de 6 meses, usted puede mejorar el sabor de la solución añadiéndole una pizca de NutraSweet, de Kool-Aid o de polvo de gelatina Jell-O sin azúcar.
  • No trate la deshidratación con bebidas para deportistas, jugos de fruta o refrescos (gaseosas). Esas bebidas contienen demasiado azúcar. Además, no contienen una cantidad suficiente de los minerales (electrolitos) que el bebé ha perdido. No le dé agua sola a su bebé.
  • Está bien que la solución electrolítica sea el único líquido que le dé a su bebé, pero sólo por un plazo de 12 a 24 horas y no más.
  • Si su bebé ya comía alimentos fáciles de digerir (como cereal, plátanos colados o puré de papa) vuelva a ofrecérselos.
  • Proteja la zona del pañal con Desitin, Diaparene, A & D Ointment o con pomada de óxido de cinc. Los bebés muchas veces se rozan después de tener diarrea.

Diarrea en niños de 1 a 11 años de edad:

Foto Mujer abraza a su hija en la cama
Mujer abraza a su hija en la cama
  • Cada hora, dele a su niño de ½ taza a 1 taza de solución electrolítica para niños, jugo de naranja mezclado con agua en cantidades iguales o agua sola (si el niño come). Si es necesario, añádale NutraSweet. Deje que su niño tome todo el líquido que quiera.
  • No le dé jugo de manzana, caldo de pollo, bebidas para deportistas, refrescos (gaseosas) o ginger ale. Estas bebidas no contienen la mezcla adecuada de minerales y azúcar para reponer los líquidos que el niño haya perdido. Además pueden hacer que la diarrea empeore.
  • De le a su niño pequeñas cantidades de alimentos fáciles de digerir, como avena, galletas saladas, plátanos o puré de papa o de manzana. Ofrézcase los con frecuencia. Evite los alimentos que contengan mucho azúcar. Está bien que la solución electrolítica sea el único líquido y alimento que le dé a su niño, pero sólo por 24 horas y no más.
Foto un niño duerme con osito
Un niño duerme con osito

A medida que el niño se vaya mejorando, los excrementos se volverán menos abundantes y frecuentes. Algunos tipos de diarrea pueden hacer que el niño tenga excrementos aguados de 4 a 6 días. Esté pendiente de las señas de deshidratación.

Puede tratar la enfermedad en casa siempre y cuando el niño esté tomando suficientes líquidos y alimentos, esté orinando en cantidades normales y se esté mejorando.

Para el tratamiento en casa de los niños de 12 años de edad o más que tienen diarrea, vea ¿Que es Diarrea?

Vómitos en bebés de hasta 6 meses de edad:

  • No le dé nada de comer a su bebé de 30 a 60 minutos después de que vomite. Vigile a su bebé con cuidado para notar si le dan señas de deshidratación.
  • No le dé agua sola a su bebé.
  • Si amamanta a su bebé, aliméntelo más brevemente, pero con mayor frecuencia.
  • Si su bebé normalmente toma leche de fórmula, cámbiela por una solución electrolítica (como, por ejemplo, Pedialyte o Ricelyte). Ofrézcale 1 cucharada cada 10 minutos durante la primera hora. Después, vaya aumentando poco a poco la cantidad de líquido que le ofrece a su bebé. Puede volver a la alimentación habitual una vez que su bebé haya pasado 6 horas sin vomitar.

Vómitos en niños de 7 meses a 3 años de edad:

  • Después de que su hijo haya pasado 1 hora sin vomitar, puede dar 1 onza de líquido transparente (pero no agua sola) cada 20 minutos durante 1 hora. Aumente la cantidad en 3 onzas por hora siempre y cuando su hijo no vomite. Por ejemplo, dele a su hijo 2 onzas de líquido cada 20 minutos durante la segunda hora (6 onzas en total) y 3 onzas de líquido cada 20 minutos durante la tercera hora (9 onzas en total).
  • Entre los líquidos transparentes seguros se encuentran la solución de rehidratación oral, el jugo de frutas mezclado con agua en partes iguales, el caldo y la gelatina.
  • No le dé bebidas para deportistas (como Gatorade o Allsport), jugo de fruta que no haya diluido ni refrescos. Esas bebidas contienen demasiado azúcar. No le ofrezca agua sola ni refrescos dietéticos porque no contienen suficientes calorías ni los minerales esenciales que su niño necesita.
  • Después de que pasen 6 horas sin que su niño vomite, ofrézcale los alimentos que suele comer. Evite los alimentos con mucha fibra, como los frijoles, y los alimentos con mucho azúcar, como los dulces y el helado.
Ссылка на основную публикацию